viernes, 22 de abril de 2016

Kryptonita

Kryptonita 

Leonardo Oyola (Isidro Casanova, BsAs Argentina,9 de julio de 1973)
Literatura Random House 2014
Kryptonita, 2011


   Todos los países tienen ciudades bonitas, universidades, edificios y logros de postal; pero aunque quizás no lo sepas en tu civilizado país conviven distintas realidades. A veces nuestra mente tiende a unificarlo todo y lo bizarro no entra en consideración, creemos que no existe. Pensamos ¡eso en mi país no pasa!
   Leonardo Oyola no le teme a lo bizarro y propone una ucronía; como aquella que decía ¿Que pasaría si Superman hubiera crecido en la Unión Soviética? El resultado fue el comic de 2003 Superman Hilo Rojo.
   En Kriptonita encontramos una legión de superhéroes (casi escribo una legión de la justicia XD), que desarrollaron  su vida en la realidad más marginal y delictiva que un Geek pueda soñar.

   Kryptonita. Todo sucede en pocas horas en la madrugada del 29 de junio de 2009. la banda del Nafta Super/Pinino llega a la Guardia de emergencias del Hospital Paroissien con su líder moribundo. El doctor tiene que mantenerlo con vida sí o sí.

    En esas pocas horas conocemos la vida de Nafta Súper, su niñez, la pobreza, los sueños. La historia tiene su giro cuando la policía intercepta el lugar y un negociador debe hablar con ellos.


Kryptonita
¡La justicia la liga!
    Tendría que haber unos 5 médicos esa noche, pero cada uno pone un poco de dinero y le encajan la guardia nocturna a un médico. La policía quiere muerto a N Súper, saben que está malherido ¿Qué puede ser más seguro para que muera que matar al médico?  

  Está ucronía que imagina a Kal El, el niño llegado de las estrellas en aquellos parajes de Argentina, produce una cercanía muy grande con muchos lectores. ¡Cuantos hoy recordarán haber visto aquellos programas infantiles y haber tenido los mismos deseos que tenía Pinino! Y es a través de referencias concretas que toca fibras universales en las que el lector traslada lo que puede ser local en la historia a su propia realidad, a su propia vida. 
      
   Hay muchas palabras del lunfardo que dan colorido al lenguaje: "fiambre-fiambrín" por cadáver, Tordo por doctor, Cobani por policía, bifes por trompadas y muchas otras, algunas más bizarras que no explicaré pero que se entienden fácilmente XD 

—No es por hacernos los lindos, Tordo; pero como lo más importante era evitar que Pinino se nos mudara para el otro barrio, antes no nos presentamos como es debido. La señorita que le agradeció en nombre de todos es Lady Di. La otra chiquita, nuestra Pepita La Pistolera, es la Cuñataí Güirá. El amigo que está al fondo, al costado del fiambre ese, es Juan… Juan Raro. El negro fulero este es el Faisán. El Miguel es el perrito hincha pelotas… ¿A ver? ¿Falta alguno? Solo el Federico, que todavía no vino. Pero, conociéndolo, debe de estar por caer. Y por último, pero no por eso menos importante, quién le habla, Tordo: para servirle, el Ráfaga. Mucho gusto. Y muchas gracias… una vez más —me dijo extendiéndome la mano derecha para saludarme. Cuando se la estreché, me dio un apretón fuerte.
—Somos la banda de Nafta Súper —agregó, sabiendo que no hacía falta que lo dijera.

   Fue llevada al cine y estrenada en diciembre de 2015, en una adaptación muy bien lograda y un casting cuidadoso que dio como resultado buenas actuaciones. El trailer del film lo ves aquí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...