jueves, 23 de julio de 2015

El castillo ambulante.

El castillo ambulante.

Autor: Diana Wynne Jones
(Londres, 16 de agosto de 1934 - 26 de marzo de 2011)  


   Diana Wynne Jones inicia con este volumen su trilogía
Howl's Moving Castle. Ingary es un reino donde magos y brujas se enfrentan para alcanzar el logro de sus planes. Allí vive Sophie junto a sus hermanas, ella atiende una tienda de sombreros, una de sus hermanas está bajo la tutela de una bruja y la otra es aprendiz de pastelero. Sophie tiene un encuentro fatídico con la Bruja del Páramo, esta la hechiza convirtiéndola en una anciana.
   Cómo Sophie se ha topado con una bruja poderosa comprende que tiene pocas opciones, y decide ir tras Howl, un mago poderoso del que se contaban historias escalofriantes. 
  Pero el castillo se quedó rondando por las colinas y se supo que no pertenecía a la bruja, sino al mago Howl. El mago Howl tampoco era un santo. Aunque al parecer no quería abandonar las colinas, se rumoreaba que le divertía atrapar a jovencitas y quitarles el alma. Otros aseguraban que se comía sus corazones. Era un mago absolutamente frío y sin escrúpulos y ninguna joven estaría segura si él andaba cerca.
  
   Los personajes están muy bien elaborados, esconden muchas facetas. Calcifer es un demonio al que Howl tiene a su servicio, Sophie conoce los peligros de hacer tratos con demonios y pregunta a Calcifer "¿Estás seguro de que eres honrado?" este le responde "No del todo... ¿Pero es que acaso quieres quedarte así hasta que te mueras?". 

   Sophie se enfenta a Calcifer, a Michael el aprendiz de Howl y al mismo Howl con crudeza y corrige a todos, al que sea. Ella procura encauzar al frívolo e inmaduro Howl incluso reprochándole su vanidad.
  Howl retrocedió hacia la puerta para cerrarla y quedó apo­yado en ella con actitud trágica.
—¡Míralos a todos! —exclamó—. Es la ruina. Trabajo como un esclavo para vosotros. Y ninguno, ni siquiera Calcifer, de­dica un momento de su tiempo a decirme hola.
Michael se puso de pie, sintiéndose culpable y Calcifer respondió:
—Yo nunca digo hola.
—¿Pasa algo? —preguntó Sophie.
Sophie descubre en el espejo la maldición que ha sufrido.

    Hay una maldición, un conjuro, que encierra la perdición de Howl:
Ve y atrapa una estrella fugaz,
recoge una raíz de mandrágora con un niño,
dime dónde están los años pasados,
o quién rompió la pezuña del diablo.
Enséñame a escuchar el canto de las sirenas
o a librarme del aguijón de la envidia,
y a encontrar
qué viento
sirve para impulsar una mente honrada.

   Cuando ya parece que todo se ha cumplido y sólo falta "encontrar qué viento sirve para impulsar una mente honrada"  Sophie pensó que si eso significaba que la mente de Howl tenía que ser honesta, había una posibilidad de que la maldición nunca se cumpliera.    

Versión animada, año 2004
Studio Ghibli. Hayao Miyazaki.
   Tengo pensado continuar con esta trilogía, Wynne Jones me ha convencido con la presentación y desarrollo de sus personajes, aun los secundarios y sus toques de humor. 

   Por aquella época, todo el mundo había vuelto a hablar de la bruja del Páramo. Se decía que había amenazado de muerte a la hija del Rey, y que este había enviado al Páramo a su mago personal, el mago Suliman, para que se encargara de ella. Y, al parecer, el mago Suliman no solo había sido incapaz de cumplir el encargo, sino que la bruja había aca­bado con él.

   El castillo ambulante. Fue llevado al cine por Studio Ghibli, en una película animada de Hayao Miyazaki de año 2004. Como otras películas de Miyazaki un tema importante es la doble vida/realidad del protagonista según se haya transformado en algún animal o siga como humano. La película refleja a los personajes con fidelidad, apartándose de la historia para introducir un trasfondo bélico y la inevitable y ya mencionada transformación de Howl. Muy distintos el libro y la película pero muy gratos ambos.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...