martes, 15 de marzo de 2016

Te alcanzaré desde mi tumba.

Te alcanzaré desde mi tumba.

(Narraciones con espectros, no muertos y aparecidos)
Antólogo: Marcelo di Marco (Buenos Aires 1957) Ilustraciones de Lautaro Fiszman
Colección Letra Negra Pagina 12 Volumen 12
Coquena Grupo Editor SRL Buenos Aires 1996 

  Un libro pequeño que venía con un periódico veinte años atrás, un cuento de Stoker, uno de Bierce, otro de Poe. Conozco a los tres, antes de este libro leí sólo dos. El nuevo fue Stoker del que tengo previsto leer su Drácula este año. De Poe tengo dos volúmenes de cuentos de Bruguera que leeré pronto, a quien menos conozco es a Bierce y no tengo nada de él en mi biblioteca*.

 Marcelo Di Marco escribe una amable y breve introducción y luego un extenso e interesante epílogo donde brinda "Noticias de los maestros de esta noche" de la que he tomado notas para futuras lecturas. 

Bram Stoker. La casa del juez. El protagonista busca un lugar tranquilo para estudiar y alquila una casa para hacerlo, el lugar ha estado desocupado  por décadas; era la casa de un juez con un toquecillo macabro a la hora de decorar el hogar. Le aseguran que los ruidos, las voces, los disparos y los políticos populistas que acechan la casa por las noches son sólo ratas que se adueñaron del lugar. Cuando descubre las ratas comienza el terror. 

Ambrose Bierce. Lo que ocurre por la noche en la quebrada de la muerte. Beeson vive en una cabaña de troncos en la quebrada de la muerte, un valle donde recrudece el invierno y las dispersas cabañas abandonadas ofrecen refugio a los buscadores de oro. Si este cuento está en un volumen llamado Te alcanzaré desde mi tumba lo más sensato sería alejarse lo más posible de las tumbas.

Edgar Alan Poe. Un entierro prematuro. Explora como lo indica su nombre la realidad de los entierros prematuros, aquellos que han sido enterrados sin que se advierta que aún viven. "Podría citar, si fuera necesario, cien ejemplos probados." Me recordó a la baleada Oriana Fallaci (1929-2006) poniéndose de pie en la morgue en 1968 cuando la dieron por muerta en la matanza de la plaza de Tlatelolco.
   Escrito en primera persona es como el  capitulo de una autobiografía en el que se cuenta el miedo más agobiante y los recaudos para evitar el cruel destino.
---
* De Bierce leí tiempo atrás su cuento El puente sobre el río Búho.
  Sólo tengo tres ejemplares de esta colección "Letra Negra" ya comenté Wunderding y otros escalofríos y pronto leeré La noche es un lugar solitario.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...